sábado, 16 de diciembre de 2017

EL AGUINALDO

El mejor aguinaldo
Estamos en tiempo de aguinaldo.

Aunque el origen del aguinaldo no está muy claro, ni muy documentado, hay quien lo sitúan en tiempo los romanos, quienes tenía por costumbre con la llegada del año nuevo, de dar una gratificación a  los trabajadores con la expresión "hoc in anno " (en este año), y que se mantuvo a través de los años, tomando máxima importancia desde los siglos XVIII y IXX.

Tarjetas de felicitación de principios del siglo XX
En España, esta tradición tuvo su mayor apogeo en los principios del siglo XX, sobre todo entre los trabajadores de oficios menores centrados en los servicios en las comunidades.

Regalos de aguinaldo a los guardias de tráfico urbanos.


También hay otro tipo de aguinaldo, el aguinaldo debido por ley a los trabajadores.
La ley dice que  se trata de un “salario adicional” que debe pagar toda persona empleadora, cualquiera que sea su actividad, dentro de los primeros veinte días de diciembre de cada año, a las personas trabajadoras"
El carteo, un clásico de las felicitaciones y del aguinaldo.


Los niños son sin duda alguna, quienes (hasta hace poco) más y mejor disfrutaban del aguinaldo, recorriendo las calles cantando villancicos y llamando a las puertas de las casas para solicitar "el aguinaldo" tras ofrecer algún canto; a cambio recibían obsequios, que antiguamente consistían en  comida, embutidos, dulces, etc. Más adelante, los obsequios eran principalmente dulces propios de la Navidad y poco a poco, hasta el día de hoy, se complementaban o sustituían con dinero en metálico.




Estas tradiciones, sobre todo en los pueblos, hacían de estos días, momentos de gran alegría, color felicidad los más pequeños.
Tarjeta de aguinaldo de las lecheras a domicilio.

El barbero, como otros tantos también felicitaba y pedía el aguinaldo.

El pintor, no podía ser menos y también felicitaba.

La modista también forma parte de los oficios que felicitaban y pían el aguinaldo.


Feliz navidad y buen aguinaldo para todos !





No hay comentarios:

Publicar un comentario