martes, 3 de marzo de 2015

LA PEREZA


Dice Wikipedia : Pereza (latín: acedia, accidia, pigritia), es la negligencia, astenia, tedio o descuido en realizar acciones, movimientos o trabajos. Se le conoce también como gandulería, flojera, haraganería, holgazanería; entre otros términos que pueden incluso llegar a ser peyorativos. La religión cristiana, clasifica la pereza como un vicio capital ya que generan otros pecados, si bien antiguamente se la denominaba acedía o acidia, concepto más amplio que tenía que ver con la tristeza o la depresión.


Me imagino que hay más definiciones, y de todos modos no hace falta mucha descripción, pues todos sabemos lo que significa pereza. Pues eso; eso es precisamente lo que tengo yo : Pereza.

Hace varios días que tengo previsto subir nuevas publicaciones al blog. La verdad es que las tengo ya muy estructuradas en mi cabeza, pero...me faltan ánimos para ponerme a ello.

Los temas que tengo "in mente" y listos para publicar son : El café, sobre cuyo sujeto ya en su día anuncié más aspectos del mismo. También tenía previsto (tengo) una publicación sobre La PEPA, para celebrar su aniversario, así como una "paradiña" en el tema del alcohol y sus orígenes.

Sin embargo, debo reconocer que estoy perezoso, que no me animo a empezar. Mea culpa.

 La verdad es que me gusta mucho más leer que escribir; soy un lector compulsivo. También me encanta charlar: Cara a cara, que se puedan apreciar las ironías, los matices, las "segundas lecturas", los intercambios y las interrupciones mutuas para ilustrar y clarificar sobre la marcha del tema de la conversación.

Vamos a ver,  me gusta escribir; me encanta escribir...pero soy perezoso !

El caso es que una vez que me pongo a ello, soy capaz de escribir Muuuucho tiempo, hasta el punto de que a menudo tengo que recortar parte de lo que quiero transmitir.

En fin, solo quería justificarme de algún modo por no haber escrito nada estos últimos días. Me siento culpable, pues lo mio en realidad es leer y escribir, y en ésto último estoy fallando.
Prometo (eso si, en voz baja) que un día de éstos volveré a escribir y lo haré mas regularmente.

Pues eso : cuestión de pereza.

1 comentario:

  1. No te dejes Vicente... ¡Mala compañera es la pereza!

    ResponderEliminar