miércoles, 24 de febrero de 2016

EL ENTIERRO DE LA SARDINA

Carnaval, te quiero....


Ya estamos en pleno Carnaval !

Aunque las fechas del Carnaval, Cuaresma y Semana Santa siempre fueron (y son) claramente fijadas, en muchos pueblos y ciudades de España estas celebraciones tienen un calendario bastante aproximado, en función de las necesidades e intereses locales. Una de las más llamativas y curiosas celebraciones del Carnaval, es el tradicional "Entierro de la Sardina", que tendrá lugar el próximo martes.... de alguna semana en alguna localidad...

Cosas de la modernidad y de los compromisos e intereses comerciales..........

Vamos a echar una ojeada al día de ayer y al ya tradicional "Entierro de la Sardina"

Desde el principio de nuestra era, hace ya muchos siglos, la Liturgia de la Iglesia Católica viene pautando y sirviendo de referencia al desarrollo de nuestras vidas; fiestas, cosechas, celebraciones, ciclos en la vida social y en general  todos nuestros movimientos sociales.

El Carnaval es un tiempo de fiesta, de transgresiones,  de disfraces y de alegría casi forzada. El Carnaval tiene su motivo y explicación litúrgica : se trata de "prepararse" para un periodo de ayuno y de privaciones (la cuaresma). Tendremos un tiempo de privaciones, de abstinencia y de recogimiento de 40 días hasta la llegada de la Semana Santa, y por esta razón, hay que dar rienda suelta a la alegría, al desenfado, a los excesos y a cierta forma de locura colectiva.


Brueghel el Viejo (1559)  alegoría de lucha entre Carnaval y cuaresma
Miembros de  "La alegre Cofradía del Entierro de la Sardina" (Madrid)

El último día de Carnaval se apuran las fiestas, se alargan las celebraciones...pero todo llega y hay que dar por terminados los Carnavales. Naturalmente, no se hace así sin más. Se hace con el broche del Carnaval EL ENTIERRO DE LA SARDINA.

Aunque hay varias versiones y opiniones sobre el origen de esta celebración, la más verosímil, según varios investigadores de la Historia,(?) lo sitúa bajo el reinado del rey Carlos III.
El pueblo llano no veía con buenos ojos el final de Carnaval y el inicio de un periodo de privaciones, por lo que tenía tendencia a prolongar "más de lo debido"  y saltarse buena parte de la Cuaresma.


Carlos III era un rey muy católico y tenía gran empeño en guardar y hacer guardar las tradiciones cristianas, por lo que pensó en incentivar de algún modo al pueblo para que fuera cumplidor e iniciara la Cuaresma, como era de razón.
Así pues, pensó en organizar una gran fiesta que pusiera fin al Carnaval, y para ello, mandó llevar grandes cantidades de bebida y comida a las afueras de Madrid donde se celebraría ésta.
Como parte sustancial de la comida que envió, estaban las sardinas que darían nombre a esta festividad de fin de Carnaval. 

Todos sabemos que "Madrid es el mejor puerto de pesca de España. Donde se come el pescado más fresco". Bueno ésto es probablemente verdad en nuestros días, pero quizás no tanto en tiempos de nuestro querido Carlos III.
El pescado (como era bastante habitual en aquella época) no estaba demasiado fresco, pero además, en aquellos días se estaban sufriendo temperaturas elevadas y nada habituales para Madrid en esas fechas, ...y naturalmente, cuando las cajas con la comida (sardinas principalmente, pues la carne ya estaba prohibida desde este Miércoles de Ceniza) llegaron al campo y se empezaron a abrir para repartirlas, las sardinas estaban podridas y despedían tal peste y olor que no tuvieron más remedio que enterrarlas de inmediato.

El rey Carlos III temía que el pueblo se enfadara y mandó traer más bebida. El resultado final fue que no solo no se enfadaron, sino que la fiesta fue tan buena y gustó tanto al pueblo, que desde ese año, cada Miércoles de Ceniza conmemorarían el accidentado día "del Entierro de la Sardina" con más alegría y fuerza.

Y así hasta nuestros días.

Hay preciosas imágenes del Entierro de la Sardina que se celebra en casi la totalidad de pueblos y ciudades de España. En algún momento recogeré algunas y las subiré al blog.

Feliz final de Carnaval !!!