viernes, 18 de marzo de 2016

LA PALMA DE PASCUA

Este domingo 9 de abril, la Iglesia Católica celebra el Domingo de Ramos.
Esta fiesta religiosa tiene un marcadísimo carácter popular, y sus llamativas procesiones hacen que sea una de las liturgias mas seguida y participada  en toda España.

Durante todo el recorrido de las procesiones, niños y mayores acompañan llevando La Palma de Pascua.
Esta tradición que recuerda la entrada de Jesús en Jerusalém, se viene celebrando desde la antigüedad, teniendo numerosas referencias desde el siglo VII.
Sin embargo, al margen de las celebraciones religiosas, hay constancia de su uso en fiestas y celebraciones de distinto tipo, desde mucho tiempo antes; también tuvo su uso como adorno de uniformes militares, siendo utilizada  principalmente para reconocer los méritos y la dignidad del portador de tales adornos.

El origen de la palabra PALMA, tenemos que buscarlo en Grecia (palamé), y significaba mano, palma de la mano y por extensión, lo que tenía que ver con ella: destreza, fuerza, poder; de ahí pasamos al latín :(palma palmae) que extiende su significado a hoja de la palmera

La Palmera en aquellos tiempos tenía un gran valor para la subsistencia diaria, pues sus dátiles les aportaban alimento y remedios para la salud.
Obtenían también fibras para diversas clases de tejidos, siendo un material muy apreciado en cordelería y cestería. De su médula, obtenían pienso para sus animales y con el resto de la palmera hacían carbón para los herreros. No es de extrañar, pues, que se considerara a la palmera como un árbol mágico, casi sagrado y que su posesión fuera símbolo de riqueza. 

Hoy nos interesa La Palma de Pascua, esta palma ornamental que se utiliza principal y casi exclusivamente en este Domingo de Ramos.
Para este menester, se utiliza principalmente la hoja de las palmeras mediterráneas, de nombre científico   Phoenix dactylifera, llamada más popularmente  Palmera datilera, Fénix, Datilera, Palma común, Palmera común, Támara, Datilero, Palma de dátiles, Palma datilera.

Estas palmeras, pueden alcanzar hasta los 25 o 30 metros de altura, y tienen una vida entre los 100 y 300años; producen en su mejor momento unos 100 kilos de dátiles por año, siendo en otoño, hacia al mes de octubre, cuando éstos están en su punto. Sin embargo, solo empieza a fructificar hacia los 15 años, eso sí, manteniendo plena producción hasta los 70 u ochenta años.


La parte que nos interesa para la Palma de Pascua, es naturalmente la hoja, con la que se elaboran verdaderas obras de arte.



Elaborar las Palmas de Pascua, requiere no solo trabajo, sino también y sobre todo destreza y conocimientos, que se adquieren en herencia familiar.


La ciudad de Elche, en Alicante, se lleva la palma (jejeje nunca mejor dicho) en la elaboración y producción de estas Palmas.
Es un trabajo que requiere varias etapas y en un cierto orden, además de mucho "savoir faire"; de hecho, los expertos son capaces de reconocer que familia (se trata casi siempre de empresas familiares) confeccionó la pieza, y ésto tanto por los trenzados o dibujos, como por la calidad, el color y "el punto" de la hoja.

El proceso comienza un año antes, con las hojas aún en el árbol y por crecer : limpieza, cuidado sanitario y encapuchado, son los primeros pasos de este largo proceso. Las hojas permanecen encapuchadas hasta unos meses antes de Pascua, lo que les confiere ese color amarillo suave, denominado la Palma Blanca, que es el más apreciado e idóneo para elaborar las Palmas de Pascua.
Pero el trabajo no hizo más que empezar; tras su corte, las hojas pasan, tras su limpieza, por distintos baños con aguas debidamente tratadas, y en cámaras donde adquieren las cualidades necesarias para poder ser trabajadas manualmente.

 Las Palmas de Pascua se elaboran "in situ" y posteriormente se exportan a toda España y algunas incluso toman el camino del extranjero. Hay que resaltar que en Asturias hay alguna familia que habiendo aprendido el difícil arte del trenzado, reciben las hojas tratadas y realizan la parte artística de las mismas en talleres asturianos.

Las Palmas de Pascua, se hacen lisas para los niños (aunque también se utilizan trenzadas) y mayoritariamente trenzadas y dibujadas para las niñas.
El trabajo se realiza sin cortes, utilizando la palma en su totalidad, aunque también puede admitir  adornos agregados y realizados con otra hoja.De las verdaderas maravillas que se realizan, no voy a hablar. Os invito a que disfrutéis en cualquiera de las procesiones que el próximo domingo lucirán  por todos nuestros pueblos y ciudades.

FELICES PASCUAS !

3 comentarios:

  1. Completo, si señor, así que te haré una pregunta: ¿Continúa la tradición de enviar la palma española al Papa?
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo.
      Sí, se continúa con la tradición. Se envían Palmas al Papa, a los Reyes de España, al Presidente del Gobierno Español y Presidente de la Conferencia Episcopal Española.
      Dejo aquí un enlace a una noticia de prensa que muestra la Palma papal embalada y lista para su transporte.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Discupa Alfredo, se me había olvidado dejar el enlace. Aquí va :
      http://www.diariodelpuerto.com/noticia.php?not_id=47617

      Eliminar